viernes, 18 de mayo de 2012

Un modelo de gestión hospitalaria con seguimiento por Wi Fi ahorra el 15 por ciento en costes y reduce indicencias

DESARROLLADO POR LA COMPAÑÍA DE TECNOLOGÍA MÉDICA DRÄGER
Ya se ha probado con éxito en El San Cecilio de Granada, entre otros centros
Redacción. Madrid
La compañía Dräger, especializada en tecnología médica, ha desarrollado un modelo de gestión basado en el análisis de todos los parámetros que existen en el hospital (recursos materiales, pacientes y profesionales médicos) interconectados a partir de la misma infraestructura Wi-Fi del Hospital. Un modelo de gestión global del hospital y no por áreas, que tiene como centro al paciente y no al equipo tecnológico. De esta forma, es la tecnología la que se desplaza con el paciente y no viceversa, generando ahorros de costes de hasta un 15 por ciento, usando de forma más eficiente los recursos y mejorando la calidad de vida de los pacientes al reducir las incidencias en los traslados intrahospitalarios.
Miguel González, director general de Dräger, en los estudios de Sanitaria 2000.
Se trata de registrar toda la información de un paciente para su posterior análisis y extrapolación de datos a los profesionales médicos para aplicación de terapias en el caso del paciente o incluso previsiones de necesidades materiales en función de su disponibilidad.
La monitorización del paciente incrementa la seguridad y la comodidad del mismo. El 20 por ciento de las complicaciones que se produce en pacientes procedentes de cuidados intensivos se da durante el transporte intrahospitalario. El 68 por ciento de los pacientes transportados experimenta cambios funcionales durante al menos cinco minutos durante el transporte.
De forma sencilla con tan sólo un pequeño dispositivo de 800 gramos de Dräger se puede tener monitorizado a un paciente completamente y obtener información de su estado y ubicación en cualquier punto del hospital sin necesidad de tener que trasladarle continuamente a cada equipo de medición o sala de diagnosis.

Con este modelo de gestión hospitalaria se evoluciona de un modelo que pone el foco en la posesión de los equipos y presupuestos por área a un modelo global hospitalario que tiene como centro al paciente al que se asocia un monitor desde su entrada en el hospital hasta su salida sea cual sea el área o patología que padezca. De esta forma, no sólo se evitan riesgos para el paciente sino también el necesario aumento de plantilla y equipamiento para realizar estos traslados.
Los beneficios de la monitorización son tanto de seguridad y comodidad para el paciente como de gestión para el profesional médico, lo que se traduce en unos ahorros de costes de hasta un 15 por ciento.
Además, los equipos Dräger incorporan tarjetas de red Wi Fi por lo que pueden permitir su localización y su estado de ocupación o utilización evitando pérdidas de tiempo en la búsqueda de equipos disponibles  y permitiendo tener localizado al paciente monitorizado en todo momento (según estudios recientes, una enfermera pasa más de una hora buscando materiales en un hospital al cabo del día, y se generan pedidos de material por desconocimiento de disponibilidad de los mismos o incluso sustracciones). Todo esto es fácilmente visualizable en una sola imagen gracias a la tecnología asociada a la localización de activos.
El futuro de la gestión hospitalaria pasa por transformar radicalmente el modelo de gestión hospitalaria actual centrado en áreas “incomunicadas” con presupuestos independientes a un modelo global “interconectado” que tiene como centro al paciente, su seguridad y comodidad. Un modelo donde las herramientas esenciales para el profesional médico serán las soluciones de monitorización de pacientes y condiciones ambientales como temperatura o humedad, videovigilancia y gestión de activos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada