lunes, 9 de enero de 2012

Salud convierte a los crónicos, que copan el 75% de los recursos, en el eje del plan de ahorro

Médicos de primaria piden medios para liderar el nuevo modelo de atención 
Los expertos recuerdan que no todas las personas mayores pueden practicar los autocuidados, una de las claves del proyecto


Pacientes, en el Centro de Consultas Externas Príncipe de Viana.
Pacientes, en el Centro de Consultas Externas Príncipe de Viana.


La atención integral de los pacientes con enfermedades crónicas es uno de los mayores retos del Sistema Navarro de Salud-Osasunbidea. Los enfermos con una o varias patologías de larga duración consumen un 75% de los recursos de la sanidad pública, es decir, unos 680 millones de euros al año, de ahí que el departamento de Salud haya convertido este tipo de enfermos en uno de los ejes estratégicos para ahorrar.
pamplona. Orientados principalmente a atender procesos agudos, los servicios sanitarios y hospitales de la Comunidad Foral no acaban de adaptarse al nuevo perfil de paciente crónico. ¿Cómo atajar la sangría en el gasto que acompaña a estos enfermos? Salud apuesta por un planteamiento de atención no tan reactivo y más preventivo. Este modelo, que el departamento presentará en breve, pasa por segmentar los pacientes crónicos según su riesgo, bajo, medio y alto, y por fomentar los autocuidados entre los primeros. El objetivo es, entre otros, evitar la llegada de pacientes a la Atención Especializada y la hospitalización, donde generan más desembolso.
EEUU y Reino Unido son los países con más experiencia en estrategias de atención a crónicos. Manejan dos modelos básicos, el de gestión de enfermedades crónicas y el de estratificación del riesgo. Ambos se caracterizan por un sistema de atención integral al enfermo y de comunicación directa entre Atención Primaria y Especializada, con el apoyo de enfermería, profesionales de referencia en el ámbito hospitalario y el uso generalizado de guías prácticas.
El plan de Salud sigue algunas de estas líneas y supondrá un nuevo sistema de coordinación entre Primaria y Especializada para optimizar recursos, aunque el "pilar" será la Primaria, como ya anunció la consejera, Marta Vera, al presentar las líneas maestras de su departamento. Con este fin, Salud impulsará la consulta y gestión de casos más que la transferencia del paciente. Las herramientas serán la comunicación a través de la historia clínica común y las interconsultas on line.
dudas Este modelo suscita dudas entre los profesionales sanitarios que, por un lado, temen que muchas personas mayores -más del 80% de las personas de 65 años sufre algún problema crónico, según un estudio de la sanidad vasca-, no estén en situación de poder seguir una práctica de autocuidados y, por otro lado, la falta de medios, especialmente de tiempo para atender las interconsultas.
"La población mayor es muy heterogénea, habrá pacientes que sí se beneficien porque cada vez vemos personas que llegan en mejores condiciones y con un buen nivel cognitivo, pero también habrá un gran porcentaje que por mucho que se intente fomentar el autocuidado no se conseguirá porque congnitivamente o funcionalmente no pueden hacerlo", alerta sobre la primera de las cuestiones el presidente de la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología, Nicolás Martínez, médico del Servicio de Geriatría del Complejo Hospitalario de Navarra. "Lo mismo sucede con las medidas preventivas. Siempre es bueno instaurarlas, pero en determinado sector poblacional va a ser imposible introducirlas. No se pueden generalizar medidas para un colectivo tan complejo, hay que tener en cuenta que la mayor parte de nuestros pacientes tienen como mínimo cinco diagnósticos y toman más de ocho fármacos", matiza.
En cuanto a los recursos para el nuevo modelo, los médicos de familia no temen que les obligue a ser más resolutivos en la atención a crónicos, pero sí que no se les dote para ello. "Estamos dispuestos a asumir esa responsabilidad, pero pedimos medios, no queremos ser un mero filtro para los especialistas sino ser auténticos gestores del flujo de estos pacientes entre Primaria y Especializada. Esos recursos pasan principalmente por tener tiempo, es decir que haya más médicos porque estamos sobrecargados. Las interconsultas on line o por teléfono requieren una agenda organizada para poder atenderlas tanto en Primaria como en Especializada", explica el presidente de la Sociedad de Medicina de Familia, Iván Vergara.

Las claves

El paciente crónico será protagonista el día 27 de la Jornada de atención sanitaria a sectores poblacionales vulnerables en tiempos de crisis organizada por la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología. El evento contará con la presencia, entre otros invitados, del consejero de Sanidad de la CAV, Rafael Bengoa, quien en 2010 presentó la Estrategia para afrontar el reto de la cronicidad en Euskadi. "Este consejero, aunque discrepo en algunos puntos, está haciendo una política de proyectos a medio plazo, que es lo correcto, y no buscar el ahorro a corto plazo. Navarra también debería adoptar medidas innovadoras, como un modelo piloto de coordinación entre Primaria y Especializada", defiende el responsable de la entidad, Nicolás Martínez, quien ve "un error" la idea de evitar ingresos hospitalarios a toda costa. "Hay recursos para dar continuidad asistencial completa entre Primaria, agudos, estancia media y paliativos".

La cifra el dato

posibles enfermedades crónicas
· Metabólicas. Diabetes
· Cardiovasculares. Cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca, enfermedad cerebro vascular.
· Respiratorias. EPOC, asma.
· Osteoarticulares. Artritis reumatoide y artrosis severa.
· Neurológicas. Epilepsia, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple.
· Mentales. Demencia, psicosis, depresión.
· Virales. VIH/Sida.
· Digestivas. Cirrosis, hepatomatías crónicas, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn.
· Otras. Enfermedades renales crónicas.
10
características comunes de las dolencias crónicas
· Causas. Múltiples y complejas.
· Presentación. Normalmente tienen una aparición gradual, aunque pueden presentarse repentinamente y presentar estados agudos.
· Edad. Emergen a lo largo del ciclo de la vida, aunque son más prevalentes en las edades más avanzadas.
· Calidad de vida. Pueden comprometer la calidad de vida a través de las limitaciones funcionales y la discapacidad.
· Duración. Son de larga duración y persistentes y derivan en un deterioro gradual de la salud.
· Atención. Requieren cuidados y atención médica de larga duración.
· Mortalidad. A pesar de no ser la amenaza más inmediata para la vida, son la causa más común de mortalidad prematura.
· Nuevas. En algunos casos se limitan a las enfermedades no contagiosas, si bien, más recientemente se han incluido enfermedades como el sida o la tuberculosis.
· Progresión. Afortunadamente un número significativo de éstas pueden ser prevenidas o incluso retrasarse su aparición, mientras que en otras, dado el conocimiento actual, su progresión puede ser ralentizada y sus complicaciones asociadas reducidas.
· Riesgo. La distribución de las condiciones y las causas que favorecen el desarrollo de estas enfermedades a través de la población no es uniforme, siendo los sectores más desfavorecidos los que presentan una mayor frecuencia. La creciente acumulación de factores de riesgo en estos grupos desfavorecidos continuará aumentando la brecha en los resultados en salud.
Más del 80% de las personas de 65 años sufre algún problema crónico, según un estudio de la sanidad vasca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada